jueves, 26 de enero de 2012

GRANDES MIGRACIONES DE ANIMALES.



Son muchos los animales que realizan migraciones, es decir, desplazamientos periódicos de un hábitat a otro. El tipo de migración que efectúan es distinto en aves, peces como el salmón, anguilas, langostas y mamíferos. En el caso de los movimientos masivos de algunos animales, que se producen con intervalos de pocos años, suelen llamarse emigración o invasión
Toda migración implica un movimiento activo de parte del individuo migrante, a menudo durante muchos días. Los animales más pequeños, como los del plancton, los anfibios y las langostas, aprovechan las corrientes de agua o aire, mientras que las aves aprovechan los vientos alisios y las corrientes de aire ascendentes.
La migración cumple distintas finalidades. Hay especies que lo hacen para alejarse de inviernos en extremo rigurosos o veranos tórridos; otros lo hacen buscando un lugar apropiado para su reproducción, o para huir de sus depredadores; otras especies lo hacen para procurarse alimentos. Y en algunos casos, las migraciones masivas pueden deberse a la superpoblación, aunque es una presunción no demostrada: es el caso de los lemmings, que se lanzan en masa al océano, a un acantilado o a un río donde perecen en grandes cantidades. Desde luego, los animales, ni siquiera los más inteligentes, tienen conciencia de lo que es el suicidio, y lo que se ha interpretado como suicidio animal colectivo sólo parece ser un deseo compulsivo de emigrar sin tener idea de que esa migración puede terminar en muerte.

Los caribús y cebras migran cada año en grandes cantidades a través de las planicies abiertas de África oriental, en busca de agua e hierba fresca. En su camino muchas veces deben cruzar ríos caudalosos, donde muchos perecen ahogados. Los ñus atraviesan las llanuras del Serengueti en Tanzania por motivos alimentarios. Se desplazan en movimientos circulares siguiendo las lluvias estacionales. Antes de partir, los pequeños rebaños se van reuniendo hasta llegar a formar una gigantesca manada compuesta por miles de individuos.
Las cebras, antílopes y elefantes recorren las planicies del este de África, reuniéndose en grandes manadas en torno a los pozos de agua en la estación seca, y formando pequeñas manadas en la estación húmeda.
La foca y la ballena franca austral regresan cada año al mismo lugar para reproducirse, y es así como diferentes clases de mamíferos hacen su recorrido por el mundo para acoplar sus organismos al medio ambiente.
Momento de la migración
Los conductistas han estudiado controles endocrinos y mecanismos de navegación relacionados con la migración gracias al estudio del zugunruhe. La migración de los animales parece ser un fenómeno instintivo, donde intervendrían mecanismos neurofisiológicos heredables y adquiridos por un largo proceso de selección natural. Muchas veces las migraciones están relacionadas con determinados acontecimientos, como las estaciones o las fases de la luna. Antes de emprender una migración, las aves engordan y están inquietas. El momento exacto de la partida depende de condiciones ambientales, como los cambios de temperatura o disminución de alimentos
Orientación y navegación
Aún sigue siendo un misterio cómo se orientan los animales en la migración. Numerosos insectos, peces y aves usan el sol como brújula manteniendo la misma dirección. Se cree que también usan las estrellas para orientarse y tanto aves como abejas usan el campo magnético de la Tierra. En el caso del salmón, es capaz de reconocer el olor del río donde nació e igualmente, los mamíferos pueden seguir rastros olorosos.
LIC:RENE DAVILA / 240112